Símbolos budistas

Los símbolos budistas que conocemos a día de hoy provienen de la época inmediatamente posterior a la muerte de Buda.

En algunos casos no está claro el significado que estos símbolos tenían originalmente. Esto es debido a que no se han conservado documentos que expliquen el origen de muchos de estos símbolos.

Símbolos budistas

Sabemos que Buda no buscó su veneración entre sus discípulos. Por este motivo, durante su vida fueron poco comunes los símbolos para representar su figura y sus creencias.

Sin embargo, sabemos que fue durante la época del Emperador Aśoka (269 a.C hasta 232 a.C) cuando se popularizaron las representaciones de las enseñanzas de Buda mediante el arte y los símbolos.

Algunos de los primeros símbolos relacionados con el budismo son la rueda del dharma y la flor de loto.

Rueda del dharma

La rueda del dharma, conocida también como dharmachakra, es el símbolo más conocido y probablemente más antiguo del budismo.

El dharmachakra es una rueda de ocho radios y existen distintas interpretaciones sobre su significado. Se cree que inicialmente era una símbolo de la monarquía y que fue durante la época del Emperador Aśoka que empezó a ser utilizado como símbolo del budismo.

Una posible creencia sobre su significado es que representa el camino de aprendizaje del budismo hasta alcanzar la iluminación o nirvana. Los ocho radios de la rueda pueden representar el Noble camino óctuple, que es el camino que lleva a la fin del sufrimiento y dirige al nirvana.

También se ha interpretado que el círculo exterior representa la perfección de las enseñanzas budistas. Según esta interpretación el centro de la rueda representa la disciplina necesaria para meditar mientras que los radios serían el nexo entre los dos elementos.

También se ha relacionado este símbolo con las distintas fases del Samsara, es decir, del ciclo de la vida y existencia que consiste en nacimiento, vida, muerte y encarnación.

Según las enseñanzas budistas, la rueda del dharma se puso en movimiento en el momento en que Buddha pronunció su primer sermón.

Aunque generalmente se utiliza este símbolo para representar el budismo, también es utilizado en ocasiones para representar al mismo Buddha.

Rueda del dharma

Flor de loto

El significado de la flor de loto dentro de las creencias budistas está relacionado con el potencial de la mente y la humanidad.

La flor de loto es una metáfora del poder de la mente. Las raíces de la flor se clavan en el barro pero dan lugar a una flor preciosa por encima de las aguas turbias. Del mismo modo, la mente humana puede elevarse por encima del sufrimiento para alcanzar la iluminación. Por este motivo, la flor de loto representa el potencial humano para transformar el sufrimiento en liberación.

Los colores de la flor de loto pueden dar lugar a diferentes significados. El azul representa la sabiduría, el rosa la tradición, el morado es el misticismo, el rojo el amor y el blanco la pureza espiritual.

Flor de loto

Sombrilla o Parasol

Este es un símbolo de la protección ofrecida por el budismo. Los objetos en forma de sombrilla se utilizan para protegerse de los fenómenos naturales externos. Por ejemplo del Sol, pero también de la lluvia.

De forma similar, las enseñanzas budistas pueden ser una protección contra las fuerzas exteriores que llevan al sufrimiento. Por este motivo, puede entenderse que este símbolo representa el refugio de Buddha.

Parasol de Buda

Dos peces dorados

El símbolo de los dos peces dorados tiene muchos significados distintos y relacionados entre ellos. Una primera interpretación histórica dice que los dos peces representaban originalmente los ríos Ganges y Yamuna.

Otra interpretación dice que representan la libertad. Del mismo modo que los peces nadan libres por el océano, también nosotros debemos aspirar a navegar en libertad por la vida. Esto relaciona el símbolo de los peces con el coraje necesario para enfrentarse al sufrimiento de la vida, de igual forma que los peces se enfrentan a la incertidumbre del océano. Según esta interpretación, los peces son un recordatorio de que podemos ser libres.

Los dos peces dorados son también un símbolo de fortuna y fertilidad, en relación a la capacidad de los peces para multiplicarse abundantemente.

Dos peces dorados

El nudo infinito

Existen muchas interpretaciones para el nudo infinito pero entre ellas destacan tres.

Por un lado, se puede interpretar que el nudo infinito representa la interconexión entre todos los aspectos de la existencia, incluyendo el camino espiritual y el paso del tiempo así como la relación entre la sabiduría y la compasión.

Esta interpretación es similar a entender el símbolo del nudo infinito como una representación del camino hacia la iluminación. El camino es infinito porque la sabiduría también puede cultivarse de forma infinita y siempre hay verdades por descubrir.

Por último, también puede entenderse que el nudo infinito es la sabiduría de Buda, sin principio ni fin.

Nudo infinito

La caracola

La caracola, conocida más específicamente como caracola blanca dextrógira, está relacionada con el sonido de las enseñanzas de Buda. Es una representación de la alegría y el despertar que sienten los discípulos cuando entran en contacto con el budismo.

La caracola se representa mayoritariamente con el espiral dirigido de izquierda a derecha. Este tipo de caracola se considera una rareza de la naturaleza y, por este motivo, es una metáfora de las enseñanzas de Buda, entendidas como una regalo a sus discípulos.

Caracola budista

El jarrón precioso

El jarrón precioso es un símbolo de almacenamiento de las creencias budistas. Este jarrón contiene todas las propiedades positivas relacionadas con las enseñanzas de Buda y el nirvana.

El jarrón precioso contiene riqueza, prosperidad, salud y felicidad. Sin embargo, es importante no interpretar este jarrón como un contenedor de riquezas materiales sino todo los contrario. La riqueza se refiere a la riqueza espiritual que proviene de seguir el camino de Buda.

Jarrón precioso

La bandera o estandarte de la victoria

Este es el estandarte que simboliza la iluminación de Buda. La victoria hace referencia a la victoria de Buda sobre Mara, que fue la entidad que intentó interponerse en el camino de Buda hacia la iluminación.

Mara fue el obstáculo en este camino y según las versiones existentes puede tomar forma de demonio o de dios de la destrucción. En cualquier caso está relacionado con la pasión y el orgullo, que son las fuerzas que pueden interponerse en el camino hacia la iluminación.

Estandarte de la victoria

Ocho signos auspiciosos o Asta Mangala

Los ocho signos auspiciosos, conocidos también como Asta Mangala, son un conjunto de ocho signos comunes entre varias religiones orientales, entre ellas el budismo.

Estos ocho signos son utilizados de forma habitual en el arte oriental. Dentro de la tradición budista tibetana los ocho símbolos auspiciosos son:

  • El nudo infinito
  • La caracola
  • La flor de loto
  • El parasol
  • El jarrón precioso
  • La rueda del dharma
  • Los dos peces dorados
  • La bandera de la victoria

Entre otras tradiciones budistas existen pequeñas variaciones sobre los signos que son considerados parte del Asta Mangala.

La pisada de Buda

La pisada de Buda es una reliquia entendida como representación de Buda. Esta pisada tiene dos significados importantes entre los budistas.

Por un lado es un recordatorio de que Buda era humano. Esto significa que todos los humanos, al igual que Buda, pueden alcanzar la iluminación.

Por otro lado, la pisada de Buda es una metáfora que indica el camino espiritual seguido por Buda.

A menudo, la pisada de Buda aparece acompañada de una rueda de Dharma colocada en su centro.

Pisada de Buda
Pisada de Buda

Los ojos de Buda

Los ojos de Buda son un símbolo budista que puede encontrarse a menudo en las paredes laterales exteriores de las estupas, que son construcciones budistas que habitualmente contienen reliquias. Este símbolo representa el poder omnipresente de Buda.

La línea ondulada situada en la parte inferior es el número 1 en sánscrito y indica que el camino hacia el nirvana es seguir las enseñanzas de Buda. El número 1 también es una metáfora de la unidad de toda la existencia. El punto entre los dos ojos es una representación del tercer ojo, que simboliza la iluminación espiritual.

Ojos de Buda
Estupa con los ojos de Buda
Estupa con los ojos de Buda

El Vajra

El Vajra es una arma utilizada como objeto de rituales en la tradición budista. La palabra vajra en sánscrito significa tanto diamante como rayo. Por esto, el Vajra es un símbolo de indestructibilidad (en relación al diamante) y de fuerza o energía (en relación al rayo). También es utilizado como un símbolo de habilidad, creatividad y potencia.  

Vajra

El árbol de Bodhi

El árbol de Bodhi es un árbol sagrado del budismo. La tradición dice que Siddharta Gautama se sentó debajo de este árbol a meditar hasta alcanzar la iluminación y convertirse en Buda.

Este árbol es una higuera y se encuentra en la India. Actualmente el árbol original ya no existe pero en su punto hay otra higuera que es considerada descendiente de la original. Ya desde la época de Buda, este lugar se convirtió en un sitio de peregrinación entre los budistas.

Las tres joyas

Las tres joyas son el refugio de los budistas y representan las tres entidades en torno a las cuales se agrupan los seguidores de las enseñanzas budistas. Estas tres joyas son Buda, el Dharma y el Sangha.

Buda se entiende como sinónimo del iluminado y, por lo tanto, representa también el nirvana. Dharma son las enseñanzas correctas del budismo, tal y como las transmitió Buda. Por último, Sangha hace referencia a la comunidad de budistas, entendidos como aquellos que siguen los principios de Buda.